Usamos el fútbol como un vehículo para que las niñas descubran su potencial y así empoderarlas e inspirarlas para alcanzarlo.